miércoles, 22 de marzo de 2017

Visita a Ciudad Rodrigo y a Casa de Lis en Salamanca



El pasado fin de semana fuimos a visitar Ciudad Rodrigo. Está como a dos horas y media de Madrid. El paisaje de la dehesa es una maravilla, así que disfrutamos mucho en el coche hasta que llegamos al pueblo. 
La visita al Parador es un buen punto de partida; hay unos jardines con mucho encanto, y se visita la Torre (para los que no se alojan en el Parador hay que pagar una pequeña entrada). Desde el Parador se puede iniciar un recorrido por la muralla que rodea toda la ciudad. Cuando fuimos a Lucca, en Toscana, también pudimos hacer un gran paseo caminando por la muralla. Este es más pequeño, no dura más de media hora, pero está tan bien conservado, que da para muchas conversaciones con los niños sobre la historia de la época medieval.
Creo que cualquier sitio para comer en Ciudad Rodrigo puede tener su encanto. Nosotros fuimos a Zascandil, que tiene una decoración muy especial, y se come estupendamente.
Por recomendación de un lugareño, visitamos el Museo del Orinal, único que existe en el mundo. Parece algo escatológico, pero hay muchas piezas de cerámica delicadísimas, y tiene mucha historia. El guía del lugar fue muy amable explicándonos todas las curiosidades de las piezas que se muestran. Una de las fotos que tomaron las niñas hace referencia al orinal que más gracia les hizo por el mensaje, pero de verdad que hay piezas únicas: 

 
La catedral también es una maravilla, y hay muchas iglesias que se pueden visitar, muestra de arte románico, gótico… 
En la época de Carnaval hay un festejo llamado el Carnaval de Toro, que es considerado por muchos como el más antiguo de España. Existe un documento de la época de los Reyes Católicos fechado en 1493, en el que precisamente se recrimina a Ciudad Rodrigo los excesivos gastos por las fiestas taurinas. En el Carnaval del Toro se celebran encierros, capeas y corridas de toros. Más info sobre el Carnaval del Toro en este enlace.
 

A la vuelta a Madrid paramos en Salamanca, donde visitamos la Casa de Lis. Un sitio que no suele ser el que primero visitas en esa ciudad, pero que tiene una muestra de objetos modernistas que merecen mucho la pena: figuras, pintura, crisoelefantinas, muñecas, ... El edificio es precioso. La fachada sur, que da al río y recibe luz la mayor parte del día, tiene una cafetería donde se puede parar a tomar algo tranquilamente. 

No hay comentarios: